La fuerza de la costumbre

Un sombrero no es el sombrero en sí, es el producto del trabajo de alguien, tiempo, ingenio y talento queLeer Más

Policía bueno, policía malo

Cualquiera que haya crecido viendo series y películas de policías conoce el juego. En un interrogatorio entran dos policías, unoLeer Más

Somos más y estamos unidos

(Foto suministrada)

Colombia está despierta, por fin. Las ciudadanías libres y cansadas de malos gobiernos y abusos de poder están diciendo noLeer Más

¿Y ahora qué?

La caída inmediata del gobierno con una marcha era impensable. Ahora que nos tienen contados se acercan tiempos todavía más difíciles. Seguirán intimidando a todo aquel que hable en contra del gobierno opresor e incompetente. Sin embargo, la jornada de paro nacional vivida ayer en Colombia es histórica y, sin duda, traerá cambios.

Parar o parar

«Quieres irte del país por una supuesta desgracia que piensas que va a pasar…», dice mi madre, pero lo dice porque puede estar sufriendo de lo mismo que sufren casi todos los colombianos: falta de memoria.

El espía que surgió del frío

Las novelas de espionaje son vistas con malos ojos por tantas personas eruditas en esto de las letras, pero a mí me importan muy poco esas gentes.

El último libro de Sergi Pàmies

La ciudad donde todo el mundo se parece a alguien o el hombre que escucha un disco y el artista muere en los días siguientes, son algunas de las situaciones que se plantean en este libro...

El Postre

Se llamaba Liliana y asumo que era madre soltera o, definitivamente, cabeza de familia. Nunca terminaré de agradecer lo que hizo por mí, sólo me queda este espacio para hacerlo. Esta es la historia de un hombre triste y un waffle.

«Adiós, Colombia de mierda»

La familia, esa supuesta base de la sociedad donde se aprende todo lo bueno que hace persona a una persona. La familia, pero esa que se defiende a capa y espada por los sectores más conservadores, bien puede ser el principal problema del país.